Reorganización y actividad de la CNT del interior en la primera década de la dictadura de Franco


Ángel Herrerín López
CIHDE-UNED


Una vez finalizada la guerra civil española, los luchadores  encua­drados  en el bando  republicano  que  permanecieron en nuestro  país tuvieron que soportar, durante  los primeros años, el hambre, la humi­llación  y la  represión  más  sanguinaria  que  España  había  sufrido  a lo largo de toda su historia. Aquellos que salieron de nuestras fronteras se enfrentaron, en un principio, a los campos de concentración  fran­ ceses y, pocos meses después, al inicio de la Segunda Guerra Mundial.

Para  los militantes  antifascistas  que  permanecieron en  España, dos cuestiones fueron el centro de su preocupación:  la primera, hacer frente  a la represión,  cuya fase más dura  coincidió  con las victorias de  las  potencias  del  Eje,  y que  se  cebó  de  una  manera  especial en las organizaciones  sindicales UGT y CNT.  La segunda fue su reorganización,  que  en  el caso  de  la  CNT  supuso  la formación  y detención  de  su  primer  comité  nacional  antes  de  que  finalizara  el año  1939.  Con  las  victorias  aliadas,  desde  1942,  y sin  perder  su condición  de  sanguinaria,  la  violencia  del  régimen  de  Franco  dis­minuyó,  momento  que  fue  aprovechado  por  las fuerzas  opositoras al régimen para llevar a cabo una reorganización más amplia de su militancia.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada