Horacio Martínez Prieto




 (Bilbao, 1902-1985) 


Trabajador de la construcción que llegó tarde a la CNT porque consideraba a sí mismo un anarquista puro, posteriormente, iba a ser el representante más destacado de pro-político, el revisionismo reformista dentro de la CNT.

Durante la dictadura de Primo de Rivera pasó algún tiempo en París (1925-26) donde, al parecer, se opuso caso de García Oliver como la formación de una alianza revolucionaria contra el dictador. Su influencia comenzó a ser evidente durante la República: en 1932 formó parte del equipo editorial de CNT (y visitó Rusia en ese año), vice-secretario del Comité Nacional de la CNT en 1934 y secretario en 1936 (después de ocho meses que pasó en prisión en Bilbao), hasta que renunció al cargo a finales de ese año.
El estallido de la guerra civil lo encontró en Bilbao y fue el representante de la CNT en el comité de defensa de la provincia de Vizcaya (con competencias en materia de salud) hasta que partió para Barcelona, ​​y en ese momento se puso en marcha un ambicioso plan para llegar a la CNT comprometerse con el gobierno republicano: en primer lugar, en el pleno nacional de los regionales CNT el 28 de septiembre de 1936, y más tarde en otro pleno nacional de los regionales (que él había convocado fuera de su propio palo) en octubre, lo que le otorga poderes para gestionar su ingreso en la CNT el gobierno republicano (se entrevistó con Largo Caballero y Azaña), lo cual hizo.
En un pleno nacional de los regionales en noviembre de 1936, fue tildado de traidor y liquidacionista, pero dentro de un mes fue director de comercio con Juan López. En diciembre de 1937, encabezó la delegación de la CNT en el congreso extraordinario de la AIT y no poner el caso para gubernamentalismo. En abril de 1938 fue subsecretario de salud bajo Blanco y en octubre, en un pleno nacional de los regionales, puso el caso de la FAI para convertirse en un partido político (una tesis que había defendido previamente en el Timón revisión), mientras que la emisión de una convocatoria de apoliticismo que ser desechado, condenando a Kropotkin y se inclina hacia la filo-marxismo y el reformismo: poco tiempo antes, había presidido el comité de enlace con la UGT estalinista y ese mismo año hizo presión para la apertura de negociaciones con Franco . Él era también un miembro de la PAC (Comité Asesor de Políticas), pero, curiosamente, estaba en contra de la creación de la Comisión Ejecutiva García Oliver-ist en abril de 1938 (y la guerra estaba casi terminado antes de que él se oponía el POT, en el alegando que era "inoportuna").
Después de la derrota fue miembro del Consejo nominal MLE General creó en 1939 y se pegó a su línea colaboracionista enfáticamente: apoyó la moción Luque en 1946-47, sirvió como ministro en el gobierno de Giral en el exilio en 1945, etc . Su trayectoria culminó con su propuesta de que un partido político se lanzará, firmó su manifiesto el 23 de enero de 1948. Llamó la poca respuesta y esto, a todos lo colocó en la parte exterior del movimiento libertario: a partir de entonces se le consideraba en su mayor parte como un libertario anterior.
Los argumentos invocados por Prieto para justificar unirse al gobierno republicano fueron: que no había manera de imponer los deseos libertarios "en la zona republicana por falta de preparación psicológica, que no estaban en una posición para ganar la guerra, no fue la oposición extranjera a la revolución anarquista, las ganancias de la revolución tenía que ser defendida, la gente quería entrañablemente antifranquista unidad. Que tales argumentos deberían haber cortado el hielo, con estratos de influencia dentro de la CNT dice mucho para el personal de la CNT de la época y representa el cumplimiento de la CNT con negligencia en el cumplimiento de los principios (y para los apetito vagos "para los símbolos de rango): Prieto era más que el aparejador en este proceso de degeneración, ya que tiene que ser evidente que sus argumentos se han hecho ningún progreso si no hubiera tenido partidarios y se reunió con silencios cómplices.
Autor de: Anarcosindicalismo. HACEMOS COMO, la Revolución (1933), Facetas de la URSS (Santander 1933), Los Problemas de la Revolución Española (1933), Anarquismo Relativo. Crítica de los Hechos y Sugestiones Revisionistas (México 1948), El Anarquismo Español en la Lucha Política (París 1946), posibilismo libertario (1966), Semblanza y Personalidad de Galo Díez (inédito), Gobierno Vasco. Algunos Antecedentes Para El Libro Blanco de Euskadi-Norte CNT (inédito), Marxismo y Socialismo Libertario (París 1947), El Movimiento Libertario Y Sus Necesidades (París, sin fecha), Problemas Planteados en la Casa CNT-FAI de Barcelona el 6-1 -1938 (inédito).
Por cierto, el libro de su hijo César M. Lorenzo, Los Anarquistas Españoles y el Poder , no es más que una apología de la obra de su padre y una petición para una prolongada politizado CNT.








Fuente: Una enciclopedia histórica del anarquismo español , de Miguel Iñiguez 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada